Limpieza, restauración y catalogación


    Esta pagina quiere dar a conocer los pasos a seguir  a la hora de limpiar, restaurar y catalogar nuestras muestras minerales una vez recogidas en minas o canteras, normalmente se necesita someter a una limpieza exhaustiva para hacerlas más estéticas y vistosas posible. Sin dudad es una de las tareas mas importantes a la hora de que se conserven en el tiempo y que no se deterioren por el mal almacenamiento de las mismas.
Todos estos procesos requieren de una pautas que iremos explicando de una manera sencilla pero rigurosa. no queremos introducir técnicas que sean peligrosas ni tampoco aquellas que requieran de alto grado de tecnificación. Va a depender de que tipo de mineral  vallamos a actuar para utilizar distintas actuaciones en la muestra, no será lo mismo la limpieza realizada en un silicato (mica, prehennita), que la de un carbonato (calcita, siderita), sulfato (yeso, barita), sulfuro (pirita, galena), haluros (sal gema halita, fluorita), deberemos de tener en cuenta este planteamiento ya que algunos de estos grupos minerales no podremos utilizar el agua para su limpieza pues deteriorariamos la muestra o aceleraríamos su proceso de meteorización, en otros casos la fragilidad de la muestra hace casi imposible su manipulación, el calor, la humedad, la luz, y también los procesos de óxidación  de algunos minerales alteran de forma continua las formas y la  composición química de los minerales y de las rocas que en muchos casos hace  imposible detener dicho proceso.
Podemos decir que hay dos tipos de limpieza, las que denominamos mecánicas y las químicas.
La utilización de cualquiera de las dos dependerá de las características de la muestra mineral a tratar (dureza, si es soluble a los líquidos, su fragilidad etc), la valoración deberá ser muy exacta para evitar  resultados no deseados. Debemos de tener en cuenta que ninguno de los métodos que se indican son infalibles, y que además serán más o menos eficientes, más o menos dañinos dependiendo del estado del ejemplar que sometamos a la limpieza.
Hay un decálogo en  la opción de limpiar o no limpiar la muestra y es la "Regla de las  Cinco Pes"


"Probar Primero con Piezas Peores y Proceder a la luz de los resultados"

Mini taladros percutores.

Punzones, cepillos, buriles, pinzas, brochas.

Maquina de ultrasonidos.
    Las mecánicas son aquellas en las que utilizamos cepillos, brochas de distintos tamaños, punzones, taladros percutores, cinceles, maquinas de ultrasonidos, estas nos servirán para limpiar todo tipo de incrustaciones y costras de las muestras minerales, en algunos casos se utiliza maquinas de presión ya sean de chorros arena o de agua, aunque estas son muy abrasivas y muy difícil controlar el resultado. Todo coleccionista con experiencia también a desarrollado herramientas de uso particular elaboradas artesanalmente y que en muchos casos dan muy buen resultado.
   La limpieza química solo se debe realizar teniendo un conocimiento muy exhaustivo de los líquidos a manipular, no nos olvidemos que la mayoría de ellos son altamente tóxicos y corrosivos, cualquier error en su manipulación podría ser la consecuencia de graves quemaduras, intoxicaciones por vapores por lo que es obligatorio la utilización de guantes con protección química, gafas anti salpicaduras e impactos y mascarillas, también un delantal o peto es recomendable. Importante que el local este debidamente ventilado.
   La función  principal en la utilización de estos productos es la eliminación de  partes  del mineral sin  que se alteren las que tienen interés para nosotros como muestra mineral.
No vamos a dibulgar ni informar sobre todos los productos y métodos de limpieza. Estas cuestiones debido a su peligrosidad son tratadas con mucho cuidado  ya que existen libros y documentos  muy interesantes donde podemos adquirir conocimientos de una manera mas segura.
  Existe unos apuntes muy interesantes y de fácil comprensión que ha elaborado el Grupo Mineralogista de Madrid y desarrollado por P. Prado Herrero sobre la limpieza de los minerales.
   De una manera sencilla podemos mejorar unos rozes en la calcita con glicerina o parafina, el óxido podemos limpiarlo en los silicatos o en las piritas, calcopirita o arsenopirita con ácido oxálico donde mejoraremos su lustre, el acetona limpia la plata de restos de humedad, la lejía (hipoclorito sódico) o amoniaco limpia los restos de materia orgánica de las muestras, el alcohol lo podemos utilizar para aquellas muestras que no puedan ser  tratadas con agua (yesos) aunque debemos de tener en cuenta que el alcohol que se vende en normalmente en los establecimientos esta rebajado con agua, por lo que no deberemos de tener mucho tiempo las muestras sumergidas en agua, para neutralizar algunos de los ácidos se utiliza el calgón (detergente de lavadora) esto sirve para evitar los amarilleos en las muestras después de utilizar ácidos.El mismo tiempo que se tenga en productos químicos sera el mismo que se tenga sumergido en calgón.

  Los detergentes y jabones les dará brillo a muchos minerales que podamos limpiar con ellos.
Por experiencia y en muchos casos la manipulación de las muestras para eliminar restos indeseables no debe de ser prioritario ya que la naturalidad, forma y  morfología debe de ser lo más exacta posible a su estado primario.


El antes y el después de la limpieza de esta pieza de cuarzo hialino, solo agua y jabón.

Así sin tocar, directamente de la escombrera y sin limpiar.

Después de la limpieza los resultados son aceptables

Una vez limpio muestra toda su belleza.

Maravillosa calcita con óxidos de hierro.
Calcita recubierta de aragonito y óxidos de hierro.
   No soy partidario en la mayoría de los casos a embellecer de una manera sintética los minerales, pues ya por si solos tienen la facultad de maravillarnos por sus formas y colores, por sus costras óxidadas, por paragénesis que en muchos casos son únicas.
  Con estos datos recordaros de la importancia que tiene la manipulación de las muestras y de los resultados si se siguen pautas de trabajo adecuadas, no dudéis en consultar antes de manipular, y suerte.

LIMPIEZA Y RESTAURACIÓN

 Valorados los criterios fundamentales  de actuación  después de la recogida de muestras minerales empieza el trabajo de limpieza y restauración, si así lo necesitasen las muestras.Os ponemos unos ejemplos de manipulación y limpieza.


Rosa de yeso con restos de arcillas y limos según se recoge en el yacimiento, como vemos están compactados estos restos
entre los cristales de yeso..


Utilizando pequeños punzones y brochas para eliminar los restos no deseados.

La rosa de yeso casi limpia, el resultado es evidente aun no estando acabado el proceso.

Un toque más y listo.

     Un ejemplo seria la limpieza de un mineral típico español como es el Yeso, mineral que por sus características de dureza y fragilidad lo hacen muy delicado a la hora de realizar  su limpieza.

   Como vemos en la foto de abajo este mineral se encuentra  entre limos, lodos y arcillas compactadas que hacen muy difícil su extracción sin que sufran daños en sus cristales, por ello deberemos de utilizar herramientas que no sean muy agresivas.

Otra pieza  según se recoge en el yacimiento.

Las brochas nos aseguran una limpieza no muy agresiva pero eficiente para este tipo de limpiezas.

óxidos de hierro.




 Como podemos observar en esta drusa de cuarzo los óxidos de hierro tapizan los cristales transparentes de cuarzo, esta muestra se ha dejado en su estado original pues el contraste de color hace que sea mas bonita de lo que aparece en la foto.






Una vez limpia.


En esta muestra hemos optado por la utilización del ácido oxálico, la muestra la hemos tenido sumergida en  agua varios días, esto se hace para que el agua penetre en las fisuras y rotos de la muestra (esto sirve para evitar amarilleos y decoloraciones internas de los cristales).
Posteriormente la hemos sumergido en el ácido oxálico durante una semana vigilando el proceso diariamente, una vez transcurrido este periodo se sumerge los mismos días en  calgón, detergente o  bicarbonato sódico para neutralizar los ácidos. Como observamos el resultado es muy satisfactorio habiendo eliminado por completo las costras y patinas de óxido. Por la complicación a la hora de adquirir dicho producto se puede utilizar agua fuerte que produce el mismo efecto y es más fácil de conseguir. Es muy practico para la eliminación de los carbonatos.




NOTA IMPORTANTE: TODOS LOS PRODUCTOS TÓXICOS Y  CORROSIVOS DEBERÁN SER ELIMINADOS EN SITIOS O LUGARES DONDE SE PUEDAN ARROJAR, YA SEA CONTENEDORES ESPECIALES  Y LUGARES ESPECÍFICOS PARA ELLO, ESTO EVITARA CONTAMINACIONES NO DESEADAS O INTOXICACIONES  TANTO MEDIOAMBIENTALES COMO HUMANAS.

Inclusiones internas.






  En algunos casos las coloraciones o impurezas son internas como ocurre en este cuarzo amatistado de la localidad de Rozuelo, al presentarse estos óxidos de hierro en el interior de los cristales es imposible su eliminación aunque en esta ocasión esta característica embellece más la pieza.









CATALOGACIÓN DE LAS MUESTRAS MINERALES Y FÓSILES

   Otra etapa a la hora de preparar nuestra colección de una manera organizada. Deberemos de entender que un mineral que no este debidamente clasificado o identificado indicando todas los datos que podamos como, nº de referencia, nombre, localidad del hallazgo, fecha, color, dureza, brillo, densidad etc, no tendrá mucho valor por lo que deberemos de  tenerlo en cuenta a la hora de empezar la colección. Cada coleccionista opta por que método seguir y que tipo de información quiere realizar a sus muestras.
A la hora de coleccionar minerales, rocas o fósiles deberemos de tener en cuenta de que tipo de colección queremos hacer, minerales de todas las partes del mundo, colecciones a nivel solo nacional, autonómico o regional, incluso local.

Ficha para minerales o rocas.

Ficha para fósiles.
La realización de fichas donde indicar todos los datos de la muestra es muy fácil, ponemos un ejemplo de la que utilizamos  nosotros tanto para minerales como para fósiles.Esperamos que este tipo de información sirva para que podáis empezar vuestra colección de una manera organizada.



Conservacion de las muestras minerales


      Este es uno de los más importantes temas a tratar para poder en un futuro tener la seguridad de que nuestros minerales se conservaran en las mejores condiciones y que no sufran alteraciones química y medioambientales que destruyan las muestras por el paso del tiempo.
La forma en que guardemos nuestros minerales, vitrinas, cajas, envueltos en algún papel o similar, o exponerlos en estanterías al aire y sin protección harán que el paso del tiempo modifique su color, brillo o composición química.
   
     Las piezas que se expongan al aire libre y sin protección de ninguna vitrina cerrada provocará un amarilleo de las piezas, y en las piezas que tengan limpieza química, se acentuara este proceso, este fenómeno se cita como símil tambien en las hojas y se denomina caquexia.
Para corregir en la medida de lo posible esto se aconseja un baño en una solución de hidrosulfito sódico, a continuación secar la muestra inmediatamente, así lo aconsejan nuestros compañeros del GMA (Grupo Mineralógico de Alicante).

     Poder guardar muestras en cajas y similares es también importante, pero  debemos de tener en cuenta factores como si es un sulfuro, sulfato, fosfato u otro grupo mineral que en  su composición química pueda ser alterado por el calor, humedad, luz, o por los cambios químicos que pudieran sufrir los mismos.

Piritas alteradas
    En las fotos observamos varias piezas de pirita de Ambasaguas altamente alteradas, la pirita contiene minerales altamente alterables como el azufre 46,5%, hierro 42,0%, cobre 0,7%, plomo, 0,8%, cinc 1,5%, arsénico 0,3%, oro 0,8 g/t y plata 25g/t además de trazas de Se, Bi, Co, Ma, Sn y Ba. 
Otra muestra alterada.
       Estas alteraciones pueden provocar primero la descomposición por ejemplo de una pirita (sulfuro), por que el mineral en si este ya en proceso de meteorización, o que donde guardemos la caja donde esta el mineral exista una humedad relativa del aire muy alta,  o saltos en la temperatura, si juntamos estos factores no podremos hacer nada y en pocos años recogeremos los restos pulverulentos de lo que en su día sería una gran pieza mineral.
Por todo esto la clasificación de los minerales para poder guardarlos es muy importante no mezclando aquellos que puedan ser alterados y que este proceso alteren a los que se encuentren en la misma caja. Como ayuda sencilla la incorporación de bolsitas de gel de sílice como controlador de la humedad relativa del aire.

Melanterita, sulfato de hierro hidratado, Valdefrancos (León)
       La melanterita de la foto de arriba es un mineral secundario formado por la oxidación de sulfuros de hierro y que a condiciones atmosféricas normales se descompone como a ocurrido en la muestra de arriba, esta muestra se formo en condiciones especiales y dentro de la mina, al extraerla hemos modificado su ambiente de temperatura, de luz, como de humedad ello ha provocado la descomposición de esta bella muestra. Hemos corroborado que las muestras que tenemos en cajas sin luz alguna y herméticas se están conservando bastante bien.
Minerales son también alterados en las vitrinas por las luces que iluminan las muestras y que  transmiten un poder calorífico importante, se debe de utilizar focos de luz fría o leds especiales.

Seguiremos con más datos en breve........



2 comentarios:

  1. UNA INFORMACION MUY INTERESANTE,ESPERO CON INPACIENCIA MAS INFORMACION.
    GRACIAS.

    ResponderEliminar
  2. ¿Se podría mostrar o hay la posible restauración o unión de piezas fragmentadas de un cuarzo?

    ResponderEliminar