domingo, 19 de abril de 2015

GEODA "CASUALIDAD" MONTEARENAS, PONFERRADA (LEÓN)

          Aunque el nombre de esta entrada sea dedicado a la casualidad, no es así exáctamente, también se necesita de una larga y dilatada experiencia en este caso la de Juan, para clavar su pico y su cortafríos en unas zonas o en otras. Cualquier aficionado sin muchas horas de vuelo que haya visitado una cantera o indicio de mineralización alguna con la esperanza de encontrar algún hallazgo importante, seguramente se habrá llevado un chasco considerable sin saber por donde empezar la aventura. Si que es cierto que la "suerte" a veces acompaña al pico, pero siempre tiene más suerte el que ha tenido muchos éxitos y fracasos en estas lides. Este caso es un claro exponente de lo anteriormente dicho, pues la zona del hallazgo a sido visitado más veces que las cuevas de Altamira por los amantes de los minerales.

         Una más de las buenas vibraciones, en armonía y buena compañía.
        
Corte vertical donde se ven varias geodas muy antiguas.
En la foto vemos el agujero inicial al lado del cortafrío, pura casualidad?
          Un golpe certero y ¡bingo! revisando una zona mineralizada de cuarzo que forma varios diques en el frente de este talud descubrimos esta geoda que ante lo ocurrido hemos decidido ponerle en nombre de casualidad, si bien otras veces es la constancia en la búsqueda en esta ocasión a sido clavar un cortafrío en el dique para extraer un pequeño prisma y casi al primer golpe calamos a esta geoda que nos ha dado grandes satisfacciones y grandes piezas de cuarzo ahumado.

Extrayendo los primeros escombros decidimos  abrir algo más la cavidad que envuelve entre las arcillas los cuarzos ahumados algunos de gran tamaño.
Iniciamos la extracción de los primeros prismas de cuarzo y escombros (lodos y arcillas), mucha emoción....
Prisma de cuarzo ahumado enorme dentro de la geoda, 7cm.
          Sacados los primeros escombros y lodos vemos como la cantidad y variedad de piezas de cuarzo es abundante, seguramente fracturadas de las matrices por procesos de compresión del dique de cuarzo donde se halla esta geoda, también el tamaño es mayor que la potencia de la beta de cuarzo.
Vemos en la parte de arriba de la geoda que se muestra en la foto de abajo un amasijo de prismas de cuarzo entre las arcillas compactadas.
Interior de la geoda, fantástico el hallazgo.
            En la foto de abajo vemos un agregado de cristales de cuarzo ahumado aún sin limpiar recién sacado de la geoda, las sensaciones han sido muchas pero el esfuerzo mereció la pena.

Antes de la limpieza, bonita composición mineral
          Las manchas de color crema claro corresponden a cristales internos de ortosa que en alguna ocasiones solo penetran parte del mismo, la verdad es que esta característica le dan una estética muy personal a estos prismas de cuarzo ahumado.

Después de la limpieza, preciosos prismas con inclusiones de ortoclasa

         Parte del tesoro,  piezas sueltas de gran calidad pendiente de una mejor limpieza química para eliminar parte de los óxidos de hierro que tapizan sus caras.

Otra formación con prismas de crecimiento paralelo
         Hemos encontrado unos cristales de anatasa en las caras de los prismas de cuarzo, anteriormente nunca antes se han citado estas mineralizaciones en estas minas o indicios mineros, la foto no tiene mucha calidad pero a través del microscopio hemos podido detectarlos.

Cristales dipiramidales agudos de anatasa sobre cuarzo ahumado.
         La Anatasa (óxido de titanio) casi siempre se presenta como mineral secundario de otros minerales portadores de titanio, apareciendo en granitos o pegmatitas (rocas ígneas) o bien en metamórficas, como mineral secundario es posible hallarla entre los detritus y rocas de arrastres de zonas montañosas.

Cristales de anatasa con desarrollo máximo de pirámides mostrando un hábito piramidal
Otro prisma ahumado de grandes dimensiones con inclusiones de ortosa
         El cristal de abajo con hábito en cetro invertido es mágico, la forma en cetro es mas oscura y casi negra separando la parte del prisma principal con un cristal semitransparente, este cristal contiene inclusiones fluidas internas.
 
Cuarzo cetro ahumado e hialino.
Esta pieza es la más grande encontrada, 7cm de prisma.
       Se detectan aunque a nivel microscópico una mineralizaciones masivas de color negro y de dureza débil que fracciona de manera amorfa, desconocemos su clasificación sin estudios más rigurosos.

Bonita macla de contacto
         La pieza de abajo corresponde a un trozo de prisma de cuarzo ahumado en el cual tapizan varios cristales biterminados de crecimiento paralelo de color más oscuro.

      Tenemos dudas sobre si esta forma cristalina pudiera ser una extraña forma de crecimiento denominada "gwindel", esta palabra se deriva del alemán "gewunden" que significa, helicoidal, torcido de ahí el nombre de cuarzo retorcido para explicarlo de forma sencilla es un cristal que ha crecido "de lado" más o menos paralelo a su eje-c y no a lo largo de un eje  con caras de cristal curvado.

Podríamos hablar de cuarzo Gwindel?.
       Cerca también de la geoda "Casualidad"  existe otra pequeña oquedad que hace años ya estaba localizada, son muy curiosas sus cristalizaciones pues todos los prismas reflejan un crecimiento de multitud de puntas en la parte aérea terminal del cristal (posible cristalización denominada alcachofa?) que le dan una característica muy peculiar además de verse un cambio de color en las aristas del prisma observandose de color mas intenso según se mueva y penetre la luz a través del mismo.

Cristal de cuarzo  alcachofa
Prismas, algunos de ellos de importante tamaño y belleza.

Así son las cosas y así se las hemos contado.



1 comentario:

  1. Sandra.K guapos....si señor..k suerte tuvisteis

    ResponderEliminar