martes, 26 de julio de 2016

TRILOBITES: LOS MÍTICOS "POKEMON" REALES

          Ahora que está en boga y causando furor el fenómeno de la caza de los Pokemon, que casualmente guarda un gran parecido con los míticos gamusinos o gambusinos, que así se denominaban esas extrañas criaturas, esquivas y huidizas y que solamente se dejaban ver en raras ocasiones ya entrada la noche. Se trataba de un ser imaginario que se utilizaba para hacer novatas a estudiantes, cazadores, pescadores o a cualquier "incauto" que se pusiera a tiro, pertrechada la víctima con un saco y una linterna, se le dirigía al lugar que previamente se había elegido y que posiblemente había grandes posibilidades de avistamiento de las piezas, ya bien entrada la noche y haciendo grandes ruidos para asustarlos y que salieran de sus madrigueras, dirigiendo el haz de luz de la linterna a diestro y siniestro. Se dejaba al elegido solo bajo el pretexto de no entorpecer su labor, hasta que se daba por concluida la broma y que podían ser horas eternas y angustiosas para el cazador de fantasmas.

          Esto viene a cuento por la jornada que hemos realizado algunos miembros de la Asociación, en busca de esos seres denominados Trilobites; extinguidos hace cientos de millones de años y cuales Pokemon cualquiera, pueden aparecer en los lugares más insospechados, causando gran alboroto y felicidad cuando tenemos la suerte de realizar el hallazgo.

          En esta ocasión y para esta entrada sobre los trilobites, que ya hemos tratado y facilitados más datos en otras publicaciones, solamente quisiera incluir un texto de L. Eicher (1973) para tratar de comprender de alguna manera las edades geológicas y la magnitud a veces imposible de imaginar cuando se habla de millones de años. Estos procesos geológicos que se describen, han acaecido a lo largo de 600 millones de años, lo que no es demasiado en comparación con los 4,5 miles de millones de años de tiempo estimado para nuestro planeta. El mencionado L. Eicher, comprimió en un año el tiempo geológico de esta manera.

          " En esta escala, las rocas más antiguas que conocemos datan de mediados de marzo. Los primeros complejos vivientes aparecieron en el mar en mayo. Las plantas y los animales terrestres aparecieron a finales de noviembre y los ríos y los pantanos extensos que formaron los depósitos de carbón prosperaron aproximadamente en los cuatro primeros días de diciembre. Los dinosaurios llegaron a ser dominantes a mediados de diciembre, pero desaparecieron el día 26, más o menos en el momento que se elevaron las Montañas Rocosas. Las criaturas semejantes al hombre aparecieron en algún momento de la tarde del 31 de diciembre y los mantos de hielo continentales más recientes comenzaron a retroceder des la región de los Grandes Lagos y de Europa alrededor de un minuto y quince segundos antes de la media noche del 31. Roma gobernó el mundo durante cinco segundos desde las 23:59 a las 23:59:50 horas. Colón descubrió América tres segundos antes de la media noche y la ciencia de la geología nació poco menos de un segundo antes de finalizar este singular año de años."
          Una espléndida mañana de investigación y emociones, como siempre en armonía y buena compañía.

De izquierda a derecha, Bernardo, Manuel, Miguel,  Paco, Ivo, Enrique, Juan, Jorge,  abajo, Rogelio y Jose Luis.
Con dedicación para nuestro amigo Rafael.

"La admiración genera una pregunta, la pregunta busca un orden, y la razón intenta averiguar ese orden oculto de la realidad"

El grupo y las capas de montañas diversas
     Entre los paleontólogos existe un consenso, de que los artrópodos evolucionaron a partir de gusanos acuáticos sementados del tipo anélidos, esto queda en evidencia, ya que los artrópodos han heredado de estos, la estructura del sistema nervioso, el modo de aumentar los segmentos y la característica forma alargada del cuerpo; sin embargo, han desarrollado un esqueleto externo que les ha hecho perder flexibilidad y la posibilidad de contracción típica de sus ancestros.
Primera muestra recuperada
     Esta pequeña incursión realizada por el INGEMI  a tenido la suerte de contar con casi todo el equipo al completo de investigación, el día lo merecía, geólogos, biólogos, ingenieros de montes, minerólogos etc.

      De nuevo ha servido para volver a ver in situ nuestra riqueza geológica y fósil, pero sobre todo a enseñarnos algo más de nuestro pasado y de la evolución de lo que aconteció hace 250 millones de años (final del Pérmico) que fue cuando se extinguieron estos bellos artrópodos que hoy se muestran con todas sus  características anatómicas en piedra.

     En una de las muestras  fósiles de esta placa de la imagen de abajo parece que se puede observar lo que se denomina "ecdisis" o proceso de muda

Preciosa placa con varios cuerpos enteros de encrinurus, sera expuesta en breve.
     Los trilobites fueron un importante subfilo de animales extinguidos  que dominaron los fondos de los mares paleozoicos durante unos 350 millones de años y fueron los dominadores de los océanos. 
    Ya fueron descritos por Aristoteles uno de los padres de la filosofía y el primer Biólogo de la historia dándoles el nombre de  "enthomolites paradoxus", son junto con los dinosaurios los fósiles mas conocidos a nivel mundial. Surgieron ya en los albores del Cámbrico, alcanzando su mayor propagación durante el Cámbrico y el Ordovicio. A partir del Silúrico y el Devónico estuvieron en regresión, hasta que los supervivientes desaparecieron al final de la era, durante el Pérmico, hace 250 millones de años.  Durante 300 millones de  años los trilobites  poblaron los mares de muchas partes del mundo, se conocen 8 órdenes de trilobites, unas 150 familias, con 1400 géneros y  4000 especies,  esta considerado como fósil guía dentro de la paleontología.

    No vamos a entrar en muchos datos técnicos complejos ya que existen grandes trabajos realizados sobre las zonas que hemos visitado por investigadores tan prestigiosos como  el paleontólogo del CSIC, Juan Carlos Gutiérrez Marco.

Aglomeración de restos fósiles, posibles mudas
    Estos artrópodos primitivos mudaban (ecdisis) el caparazón varias veces a lo largo de su vida y en la mayoría de los casos lo que se encuentra son restos de mudas (exuvio) y no el cuerpo del trilobites. Este caparazón o exoesqueleto compuesto de quitina se empapaba de  (CO3Ca) este  recubre la región dorsal o parcialmente la ventral, cefalón, tórax y pigidio. Su cuerpo está dividido en sentido lateral en tres lóbulos, el central es el raquis y los laterales las pleuras

    Existen teorías e investigaciones sobre la extinción o desaparición de este artrópodo, una y la que mas fuerza tiene es su desaparición por depredadores con la aparición de los peces en el Devónico y el aumento del nivel del mar en las glaciaciones  modificando el hábitat de estos artrópodos. Que se encuentren colonias o aglomeraciones de restos fósiles de trilobites pudiera deberse a que al encontrarse tras la muda mas vulnerables ente posibles depredadores se juntaban en grupos para defenderse mejor.

La mejor muestra de trilobite
    El cambio de muda originaba que el cuerpo una vez desprendida  la muda quedaba muy tierno hasta pasado un tiempo y muy apetecible y vulnerable a los depredadores. Los trilobites más antiguos que se conocen datan de 550 millones de años y se cree que los primeros trilobites se originaron en Siberia. Estas muestras  son del orden Phacopida, van del Ordovícico al Devónico e incluyen formas con una glabela que se ensancha hacia delante la línea de sutura es propárica y en algunos casos es de tipo gonatopárico, familia encrinuridae, género cromus.

    La suerte estaba en esta ocasión de parte de nuestro geólogo Rogelio Meléndez que recuperó esta placa con un solo ejemplar de Struszia aff. Comcomitans,  muy detallado y completo, los óxidos de hierro le dan este peculiar color que destaca sobre la pizarra verdosa en la que esta fosilizado.

Una pieza excepcional que formará parte de nuestro museo una vez catalogada.
    El pigidio formado por la unión de terguitos, se clasifica según  cada orden de trilobites , existen 4 clases, micropygous, subisopygous, isopygous y macropigous.

Cola o pigidio de trilobite, subisopygous homonomus, phacops
     La dificultad de encontrar un ejemplar entero y en el que se puedan ver todas las características anatómicas del mismo es complicado, la zona a explorar es sistemáticamente arada para actualizar los cortafuegos y limpiar de maleza el mismo lo que provoca rotura de placas de pizarras y de los restos fósiles, no es todo malo ya que también se remueven mas materiales  y salen a la luz nuevas muestras.

    También influye los planos de  exfoliación de la pizarra que es muy desigual en la fractura, lo que si se puede determinar de estos trilobites  es que están fosilizados en lo que se denomina en posición de vida siendo sepultados en la misma posición que estaban en vida y en el mismo plano estratigráfico de consolidación.
Cromus aff. Leirion
      Como dato anecdótico los trilobites son parientes cercanos de las cacerolas de mar,  estas se estudiaron y se usan en los medicamentos como una forma de detectar pirógenos en medicamentos (prueba LAL).

     En Arcy-sur-Cure, en Francia, un asentamiento humano antiguo, uno de los artefactos encontrados por los arqueólogos era un trilobites que había sido perforado para ser usado como amuleto

Se observan perfectamente todos los rasgos morfológicos  de este trilobite, Struszia aff. Comcomitans
       Acabando el estudio de esta zona nos desplazamos a nuevas zonas de interés localizadas las cuales esperamos nos den grandes sorpresas. Jorge nos traía una sorpresa.

En sus manos otro precioso fósil
 

         Jorge recuperó lo que pudiera ser una  gorgonia (coral), como sabemos ya ha habido anteriores recogidas de estos fósiles en estas zonas por lo que incrementa más su valor y localización dándonos a entender la ubicación de mares internos o zonas lacustres de baja profundidad.

Posible coral recuperado en la zona, precioso, se asemeja a los del género  Gorgonia, especie Ventalina

        Estando entre tanta vegetación y en estas zonas tan poco exploradas no era de extrañar que al levantar una losa tuviéramos alguna sorpresa que no fuese algún trilobite de 400 millones de años, en esta ocasión el susto se lo dio Jose Luis creyendo que era una víbora y si encima se defendía como un diablo más todavía. 
Cría de Rhinechis scalaris, culebra escalera.
     Investigando y consultando determinamos que no era tan peligrosa y que su mordedura no entrañaba ningún peligro,  los ejemplares adultos llegan a medir 150cm, por las medidas de este ejemplar diríamos que es un patrón intermedio entre cría y adulto, además las coloraciones no tienen nada que ver las de cría con las de ejemplar adulto, como curiosidad decir que es el ofidio que aparece en mayor proporción con la cola dañada, indicativo de la fuerte presión predatoria a la que está sometido

Nódulo con forma alargada






   Recorriendo los distintos estratos de pizarra que afloran en la zona, uno de ellos  contenía multitud de nódulos mineralizados con  formas subesféricas, ovoides, elipsoidales.

   La foto de la derecha nos muestra una forma caprichosa en forma de longaniza por derterminarla de una forma coloquial











Es una casualidad o vemos trilobites colgando, mejor dicho bilobites.

Briza máxima o trilobites colgantes.
      Durante nuestra incursión también rescatamos lo que pudiera ser un bivalvo como vemos  en la imagen de abajo.
Posible bivalvo?
     Rematamos la salida con la incursión a esta pequeña cantera en inactividad desde hace bastantes años, su tamaño es pequeño, después del  recorrido por sus bancadas solo pudimos visualizar pequeños cuarzos y algunas calcitas muy alteradas.

    En un lateral de la misma se observa un estrato muy ferroso y cementado de clastos de diverso tamaño que cabalgan sobre la caliza

Cantera inactiva
Desde lo alto nada a destacar
     En la planta de tratamiento de estos áridos solo se detectan zonas de acopio que todavía están llenas de materiales triturados y las ruinas de lo que fue esta pequeña cantera.

    Como siempre nuestros ojos tienen la capacidad de observar y traducir también todo aquello que nos llama la atención, en este caso multitud de casquillos de bala nos llamaron la atención, suponemos que este paraje ahora desértico sirve de zona de tiro de algún "pistolero".

    Por qué no, recoger alguno de ellos y que Jose Luis ponga su arte en diseñar, cruces, trisqueles, balas de cuarzo (únicas en el mundo...) etc.

Aprovechamiento de casquillos de bala hallados en esta cantera.


Así son las cosas y así se las hemos contado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario